jueves, 20 de junio de 2019

Antes de los años terribles de Víctor del Árbol




Título: Antes de los años terribles
Autor: Víctor del Árbol
Destino, 2019
464 páginas
Tapa blanda
Precio: 20,90 euros
eBook: 12,34 € 





En cuanto me enteré de que Víctor del Árbol publicaba nuevo libro, supe que iba a ser una de mis siguientes lecturas, porque me ENCANTA cómo escribe y todas las novelas suyas que he leído me han gustado muchísimo. Y Antes de los años terribles también me ha gustado mucho.

ARGUMENTO

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

La vida de Isaías volvió a empezar el día que llegó a Barcelona siendo un muchacho y dejó atrás su mundo. Después de mucho tiempo ha construido una nueva vida junto a su pareja, mientras intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas. Todo cambia el día que recibe la visita de Emmanuel, un antiguo conocido que lo convence para que regrese a Uganda y participe en un encuentro sobre la reconciliación histórica de su país.
Aceptar esa propuesta hará resurgir un pasado que Isaías creía haber dejado atrás. Se verá forzado a enfrentarse al niño que fue, mirarlo a los ojos sin concesiones y perdonarse a sí mismo, si quiere seguir adelante con su vida y no perder a su mujer, que pronto, y de la peor manera, descubrirá una terrible verdad: no siempre lo conocemos todo de aquellos a quienes amamos.
Cuando se ha llegado demasiado lejos, huir no es una opción.


MI OPINIÓN

Desde que leí por primera vez a Víctor del Árbol, con La tristeza del samurái (diría que, junto a Por encima de la lluvia, uno de mis preferidos), todos los años leo una novela suya, porque me encanta cómo escribe y todo lo que transmiten sus historias. Por eso, ni leí la sinopsis de Antes de los años terribles. Me sumergí en la novela sabiendo únicamente que iba sobre niños soldados. Lo único de lo que estaba segura era que me iba a encontrar con una historia dura (como todas las suyas, diría yo).

En esta ocasión no se entremezclan tramas y personajes como en otras novelas suyas. Sí que hay dos líneas temporales, con Isaías como protagonista: la de ese niño antes y durante los años terribles, y el adulto del presente, que se enfrenta a su oscuro pasado y todas las heridas provocadas y aún abiertas.


Me ha gustado mucho la novela, es la historia de muchos niños reales, puesta en la voz de un personaje ficticio, pero que ante nuestros ojos es real, y cuya historia se vuelve más dura al saber que no sale de la mente del autor, sino de una cruda realidad que sigue existiendo actualmente.

Me ha hecho reflexionar mucho sobre esos niños soldado, sobre la culpa, la responsabilidad, el pasado que te ancla y te ata aunque intentes huir de él; la búsqueda de la redención y el perdón; esas heridas que no son físicas, pero que no dejan de sangrar y que marcan de por vida a una persona. De la infancia, de cómo a algunos niños y niñas se la roban para siempre. De las guerras y la devastación que van dejando a su paso.

Desde luego, Antes de los años terribles es un libro que no te deja indiferente. Aunque he de ponerle una pega al libro. Esto es muy personal, y no sé si sólo me ha pasado a mí o si más lectores han tenido esa sensación: no he logrado conectar con Isaías. No sé si ha sido cosa mía, si no he leído el libro en el momento adecuado, si era algo que buscaba el autor. Me explico: he sufrido con su historia del pasado, no podía dejar de leer la del presente para averiguar cómo acababa todo, he empatizado con todo el dolor que vierte Isaías en las páginas, me ha gustado mucho tanto la historia como su estructura. Pero… no he conectado con Isaías.


Creo que es porque, aunque la historia la cuente el propio Isaías en primera persona, lo hace desde una distancia emocional: cuando ya han pasado muchos años desde lo que nos narra, cuando ya no lo cuenta desde la rabia y el odio, y nos lo relata como si lo que contara no lo hubiera padecido él sino otra persona. He sentido que, para poder seguir viviendo, teniendo muy presente su pasado, al mismo tiempo lo dejaba a un lado para no vivir en un sufrimiento perpetuo. Y he sentido esa distancia que él pone entre su yo adulto y su yo niño, y por ello no he sido capaz de conectar con Isaías, aunque sí lo hiciera con su historia. No sé si me he explicado bien.

Y a pesar de no haber conectado con Isaías, os recomiendo encarecidamente leer Antes de los años terribles, porque me ha gustado mucho. Y si no habéis leído nada de Víctor del Árbol, no sé a qué estáis esperando, os estáis perdiendo a un grandísimo autor.

PD. A quienes ya habéis leído la novela: ¿sentisteis también esa distancia emocional que comento, o es sólo cosa mía?


17 comentarios:

  1. La tengo apuntada, me gusta como escribe el autor, aunque el tema no te creas que me convence mucho, pero si está escrito por Víctor seguro que merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es duro, pero seguro que te gusta. Y, como dices, cualquier cosa que escriba Víctor merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La tengo guardadita esperando las vacaciones de verano no sé si la leeré en la primera tanda de julio o luego la de agosto, pero preparada está ☺️

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. La leeré seguro, que es un autor que me gusta mucho. Ya veo que pese a no conectar con el protagonista has disfrutado mucho con la lectura. Lo tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, justo eso me ha pasado que, a pesar de no terminar de conectar, la novela me ha gustado mucho.
      Un beso!!

      Eliminar
  4. Sólo he leído un libro del autor, y tengo pendiente en casa Por encima de la lluvia que va antes que esta. A ver cuándo le hago sitio.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me diras, Natàlia. Por encima de la lluvia me gusto muchísimo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. No empaticé con el personaje. Pero sí que me transmitió la dureza de lo vivido. Sobre todo porque como él ha habido miles de niños, y hoy en día continua habiendo niños soldados. Por lo que dentro de mi si que se removían sentimientos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo me pasó. No conecté con el protagonista, pero si con la historia que nos contaba.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Tengo pendiente leer algo de este autor y este nuevo que nos traes pinta muy bien. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, si aún no has leído nada de ViftVí del Árbol, te recomiendo que te estrenes con él, te va a conquistar su manera de narrar.
      Un beso.

      Eliminar
  7. hola! ya lo quiero conocer, lo vengo persiguiendo por varios blog, aguamtalo que ya lo cojo! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  8. Ais, tengo pendiente todavía estrenarme con el autor.

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Querida Teresa, ya sabes que yo, como tú soy fan incondicional de Víctor del Árbol desde hace mucho tiempo. Esta caerá este verano, estoy deseando terminar con los últimos compromisos y meterme en harina con ella. Gracias por tu reseña.
    Concha Yunta

    ResponderEliminar
  10. Hola Teresa! Que linda e interesante propuesta.gracias.quiero conocer a este autor!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...