martes, 23 de enero de 2018

La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez


Título: La librería del señor Livingstone
Autora: Mónica Gutiérrez
Autopublicado, 2017
236 páginas

Cuando Mónica anunció que acababa de publicar su nuevo libro, La librería del señor Livingstone, sin mirar siquiera la sinopsis, lo compré en ese mismo instante. Y es que Mónica es de esas autoras que se han ganado que quieras leer sí o sí todo lo que escribe. Y, con esas altas expectativas que me genera, las ha colmado más que de sobra.


SINOPSIS
Agnes Martí es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos.


MI OPINIÓN

Los libros de Mónica (al menos hasta la fecha) se encuadran en el llamado feel good, libros que, cuando los lees, te dejan con una cálida sensación. Todos los sitios a los que la autora me ha llevado me han encantado. Y si ese sitio es una librería… para un lector, creo que no hace falta decir el placer que eso supone.

Con el libro en nuestro poder, Carla y yo le preguntamos a Mónica que cuál era el mejor momento para leer La librería del señor Livingstone. Nos dijo que en Navidades, y ha sido todo un acierto, no sólo nos ha acompañado en esa época llena de buenos sentimientos (quitando el materialismo que a veces se adueña de nuestros espíritus), sino que, además, ha sido nuestra última lectura del año, terminando así un 2017 por todo lo alto, y ganándose un lugar en nuestro corazoncito de lectoras soñadoras.

Todos sus personajes son puro amor, empezando por Agnes, esa joven española que se va a otro país a intentar lograr su sueño de trabajar en un museo porque en España no tiene oportunidades para conseguirlo. Y cuando llega a Londres… descubre que allí tampoco lo tiene fácil, que su sueño rehúye de ella, por mucho que lo persiga, corra y vaya tras él.


Y qué decir de Edward Livingstone, dueño de la maravillosa librería Moonlight Books, un “viejo gruñón” entrañable, con un gran corazón que oculta tras esa máscara (que a nadie engaña) de cascarrabias.

Y el pequeño Oliver, futuro astronauta, apasionado de la astronomía, cuya madre lo “aparca” todos los días en la librería, a quien nos da ganas de acoger en nuestra casa. Y todos los demás personajes que orbitan alrededor de la encantadora librería cuya ubicación querría conocer para no abandonar jamás.

Agnes se ha ido de su hogar buscando alcanzar su sueño. Pero se le escapa de las manos, cada vez lo ve más lejos, mientras su cuenta bancaria se va reduciendo. Cuando su amiga, viéndola tan triste, le recomienda que visite un barrio de Londres, se pierde por sus calles y empieza a llover. Con nubarrones en el cielo y en su interior, ya nada puede ir a peor. Y es entonces cuando descubre, por casualidad, la librería del señor Livingstone, quien busca ayudante. Y, sin saberlo, ese hecho cambiará para siempre su vida. Porque Agnes no encuentra allí el trabajo que quería, pero sí el que necesitaba, para encontrar su lugar en el mundo, para atreverse a hacer frente a sus miedos y salir victoriosa.

“Durante toda mi vida he estado buscando un lugar como este. Un lugar donde ser yo misma y salir, sin temor alguno, al encuentro de la felicidad”.

Y es que Agnes vive encerrada en su caparazón. Ella quiere más, pero allí está cómoda, segura. Nada malo puede pasarle allí dentro. Pero tampoco nada bueno. Y cuando se atreve a salir de él, despacito, cautelosa, descubre que no siempre necesitamos lo que creemos querer, que hay gente maravillosa que son las que acaban conformando tu hogar, porque al final el hogar está hecho de aquellas personas que, de un modo u otro, forman parte de tu vida y hacen que ésta sea un poco mejor.


“Hace tanto tiempo que no bajo las defensas, que no comparto mi vida y mi intimidad que tengo miedo de haber olvidado cómo se hace. Después de un siglo viviendo tras las murallas y el foso, temo ser incapaz de abrirme a nadie. Y, en el caso de que eso sucediera, me asusta la devastación que pudiera dejar a su paso”.

Y qué decir del señor Livingstone. Como decía antes, tras esa fachada de gruñón (que nadie se traga), con sus citas literarias, sus rutinas, su amor por los libros, está una gran persona con un enorme corazón, que hace que la vida de los que se cruzan con él sea un poco mejor. Me ha resultado conmovedor cuando su novia descubre que lo quiere aún más de lo que ella creía, porque Edward es único.

Y la librería Moonlight Books… es un sitio mágico, con unos libreros maravillosos, unos clientes un poco locos, repleto de libros y libros, conversaciones ingeniosas, diálogos delirantes, mucho amor por los libros y un lugar en el que resguardarte.

Mónica es única para transmitirte calidez y cautivarte con su prosa y sus personajes tan entrañables y llenos de vida. Su lectura es una auténtica delicia. Así que te animo a descubrir La librería del señor Livingstone y a perderte en ella porque, a veces, cuando te pierdes, es cuando encuentras tu camino.


15 comentarios:

  1. Pues desde luego lo leeré porque he disfrutado mucho con todos los libros de Mónica.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo, pero nunca le encuentro un hueco

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el libro, cuando lo vi disponible no pude resistirme y lo adquirí sin pensarlo dos veces, y en una tarde me lo leí. Mónica ha hecho un trabajo maravilloso.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Todavía no he leído ningún libro de Mónica y sé que tengo que poner remedio. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los libros de Mónica y este en especial, con esa maravillosa librería en la que no me importaría perderme. Una de mis mejores lecturas de este año.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Aish, muchas gracias por esa confianza, Teresa. No sé si merezco tanto, pero cuando una lectora como tú o como Carla me decís que compráis las novelas porque llevan mi nombre me emociona muchísimo. Eso y que os encontréis a gusto entre estas páginas. Tú lo has dicho bien claro, esta es una novela de amor por los libros, además de un lugar en donde sentirse a salvo de todo. Un beso grande y mil gracias por tu generosidad.

    ResponderEliminar
  7. Es un libro que tengo muchas ganas de leer y que espero que no tarde mucho en hacerlo

    ResponderEliminar
  8. Hola Teresa,

    Justo lo leí este fin de semana y para mí es el primer descubrimiento del año, ya que no había leído nada de la autora.
    ¡Qué maravilla! Me ha parecido una lectura tan cálida y bonita. Sobre todo me han encantado esas conversaciones entre los personajes haciendo alusión a libros... Y la señora Dresden... única en su especie!!! Todos los personajes son únicos...

    Muy, pero que muy recomendable!!
    Es más... he visto que en Corte Inglés tienen El noviembre de Kate a 6 euros... a ver si tengo suerte y consigo un ejemplar!!! ;)

    ResponderEliminar
  9. Tengo claro que este libro lo quiero leer pero ando cargadilla para variar y no sé si será antes o después. Lo que está laro es que Mónica escribe de maravilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Siempre es un lujo leer a Mónica. En mi caso fue la primera lectura del año, un inicio por todo lo alto con estos personajes tan entrañables. Una no quiere salir de esta librería con tanto encanto y buen rollito.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué habilidad tiene Mónica para crear lugares tan mágicos de los que cuesta salir!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Qué ganas tengo de leer este libro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. No he leído ningun libro de Mónica, solo un relato que me ha dejado con ganas de más, de este año no pasa. Besinos.

    ResponderEliminar
  14. Me apetece mucho y lo tengo pendiente.
    un beso ;)

    ResponderEliminar
  15. Y que todavía no haya leído nada de esta autora tiene delito pero así es. Tengo un par de libros suyos en la estantería y todavía no me ha dado tiempo.

    Bs.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...