miércoles, 4 de octubre de 2017

Hasta que el viento te devuelva la sonrisa de Alexandra Roma





Hasta que el viento te devuelva la sonrisa es la novela ganadora de la 5ª edición del Premio Literario “la Caixa” / Plataforma de novela juvenil. He de reconocer que si no conociera a su autora (Alexandra Roma, de quien he leído casi todo lo que ha publicado) lo más probable es que no me hubiera animado a leer esta novela, porque el New Adult no es un género que suela frecuentar. Y hubiera sido un error, porque los personajes de este libro son de esos que te tocan el corazón y te lo desgarran.

Hasta que el viento te devuelva la sonrisa tiene tres protagonistas: April, Sam y Sebastian. April y Sam son novios y muy felices, pero toda su vida se viene abajo cuando tienen un accidente y Sam se queda en coma. April se queda atrapada junto a esa cama del hospital, reviviendo su historia y pidiéndole a Sam que abra los ojos. Mientras tanto, Sebastian, vecino de April y antiguo amigo, regresa a la ciudad, alguien que lo ha pasado muy mal en la vida, y que tal vez tenga la clave para ayudar a April a superar el duro momento por el que está pasando.

Al principio, los personajes pueden parecer estereotipos: chica buena que empieza a salir con el hermano mayor de su mejor amiga. Chico malo atormentado por su oscuro pasado. Chica buena y chico malo que son vecinos y empiezan a conocerse y a ver que hay en el otro más de lo que pensaban. Vale, pueden parecer estereotipos porque lo son. Hasta que empiezas a escarbar la superficie y a conocerlos realmente, no sólo por las etiquetas que los demás (o incluso ellos mismos) les han puesto. Sus diálogos te arrancan más de una sonrisa. Lo que les sucede, más de una lágrima. Y acabas la novela con una mezcla de sentimientos que no puedes terminar de concretar, con un nudo en la garganta y una sonrisa en la cara.


Llevo mucho tiempo dándole vueltas a esta reseña porque no sabía cómo enfocarla, cómo expresar lo que esta novela me transmitió. Me he dado por vencida y he decidido contaros la historia entre Hasta que el viento te devuelva la sonrisa y yo.

Los libros son compañeros de viaje (y de vida). El mío con este libro empezó antes de tenerlo en mis manos, antes de adentrarme entre sus páginas. Comenzó cuando me enteré de que Alexandra había ganado el premio la Caixa / Plataforma. Me alegré un montón por ella, ya me había hablado de esta historia y tenía muchísimas ganas de leerla. Vi que en junio firmaba en la Feria del Libro de Madrid y apunté la fecha para ir a verla y comprar la novela. Pero entonces me caí y me fastidié la rodilla. Y todos mis planes se fueron al traste en un momento. Un mes más tarde, mi amiga Alba me sorprendió regalándome el libro, dedicado por Alexandra (muchas gracias, Alba, no sé si he llegado a agradecértelo lo suficiente). Tardé un tiempo en ponerme a leerlo, porque estar encerrada en casa, con dolores, sin poder doblar la rodilla, me afectó más de lo que debería y estaba sin ganas de nada, ni siquiera de leer. 

Hasta que un día lo cogí para echarle un vistazo, empecé a leerlo y ya no pude parar. No sé si en la foto se aprecia, pero el marcapáginas está un poco “maltratado”. Y es porque mi sobrina de menos de un año venía al sofá a que la cogiera y la subiera conmigo, a que le leyera sus cuentos, a jugar con mis subrayadores, a que le pusiera música y bailáramos (sí, se puede bailar estando sentadas) y, si no tenía uno de sus cuentos a mano (o aunque lo tuviera, ahora que lo pienso), siempre echaba los brazos a por el mío, lo atrapaba, le cogía el marcapáginas, lo abría y no quería que se lo quitara. Por eso le tengo tanto cariño a este libro, por los momentos que hemos compartido y lo que supuso para mí adentrarme en su historia.


Leer Hasta que el viento te devuelva la sonrisa fue como un bálsamo. Evadirme de mi realidad, relativizar mis problemas; emocionarme, reír y sufrir con unos personajes que traspasaron el papel y se convirtieron en reales. Llenarme de energía por la positividad que desprende su protagonista y sus ganas de comerse la vida (aun cuando está pasando por un momento durísimo que le arrebata toda su felicidad y las ganas de vivir), a la vez que me emocionaba con su historia y lloraba como una magdalena. Todo en uno. Alexandra Roma siempre consigue emocionarme con sus libros, que sus diálogos me saquen una sonrisa, que sus personajes se vuelvan alguien cercano para mí. Esta vez ha ido más allá, y guardaré este libro y su recuerdo con mucho cariño.


Ficha técnica:

Título: Hasta que el viento te devuelva la sonrisa
Autora: Alexandra Roma
Plataforma Neo, 2017
568 páginas

19 comentarios:

  1. Yo tampoco suelo leer este género, pero habrá que darle una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Los libros siempre ayudan en momentos "menos buenos" (y los peques que arrollan todo también). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son muy buenos compañeros de viaje (y los peques que arrollan te dan la vida, jeje).
      Besos.

      Eliminar
  3. Tengo ganas de leer esta historia porque promete una buena dosis de romance, drama y superación.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es justo lo que da, jeje.
      Un beso, y gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  4. No termina de convencerme esta vez y con tanto por leer...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre nos llaman los mismos libros, y es verdad que con tanto con leer, a veces cuesta arriesgarse, pero muchas veces merece la pena.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. No frecuento la novela juvenil y creo que la dejo pasar. Me encanta tu reseña, no solo es el disfrute de la historia, el momento de leerla es un recuerdo inolvidable.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es juvenil porque sus protagonistas son jóvenes, pero no es una novela juvenil al uso, es mucho más profundo y con unos personajes muy bien retratados.
      Al final los libros forman parte de nuestra historia, y muchas veces no sólo recuerdas el libro, sino el momento en que lo leíste porque por algún motivo te marcó.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Este no me llama, Teresa. No lo veo para mí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, Mª Ángeles. No hay ningún libro que sea para todo el mundo.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Pues a pesar de que no es un género ni una historia que a priori me llame la atención, sí que recurro de cuando a cuando a ellos, cuando necesito una lectura, como dices, que haga de bálsamo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Esta vez no lo veo para mí. No creo que en este momento lo disfrutara.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues a priori no creo que sea para mía, pero al leerte me dejas con dudas. Bueno, ya sa verá. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. hola! interesante reseña con todo lo que cuentas de su lectura, para tener en cuenta! gracias y saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  11. Hay que ver lo que da de sí un libro eh?? YO siempre me refugio en Howarts, jejeje. Volar en escoba volante con el viento de frente siempre me alegro el alma. Me alegra que te haya marcado tanto este libro. NO sé si es para mi. Me gustaría pensar que si, que en algún momento, me encuentre como a ti.

    Besos mil.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...